Giardiasis: la enfermedad parasitaria más extendida

Gran número de las infecciones gastrointestinales que podemos padecer los humanos se deben a parásitos, y, entre ellos, destacan las infecciones causadas por protozoos del género Giardia.

Este protozoo fue visto, por primera vez, por van Leeuwenhoek, padre del microscopio, al observar, con este aparato, sus propias heces después de haber pasado por una fuerte diarrea; en un principio, van Leeuwenhoek, describió con todo detalle lo que vio por llamar su atención, pero no se pudo concretar que se trataba de Giardia hasta que, en 2005, Brian J. Ford lo corroborara. Como vemos, desde su descripción, siempre ha estado asociado a enfermedades del tracto digestivo, pudiendo decir que Giardia se descubría gracias a la enfermedad que produce, la Giardiasis, también conocida como «Diarrea del desierto».

La Giardiasis es la parasitosis más fecuente en todo el mundo, siendo una enfermedad que cursa cuadros enterales agudos y crónicos, de intensidad variable, puede ocasionar síndrome de mal absorción, siendo especialmente incidente en niños, y pudiendo ser asintomática en adultos.

protozoosis-ingesta-via oral-giardia

La infección por Giardia spp ocurre cuando ingerimos algún tipo de alimento o de bebida contaminada con los quistes de este parásito (Ilustración: Sara Campos Miranda).

Esta enfermedad se contrae al ingerir, en alimentos o bebidas contaminadas, los quistes del parásito, por lo que, podemos afirmar, que cuanto peores son las condiciones de salud e higiene de una zona, que es como decir cuanto más pobre y menos desarrollada está, más fácilmente se contraerá esta enfermedad. Por ello, el primer paso para prevenir esta enfermedad, radica en unas buenas prácticas en higiene y salud pública. Dentro de estas prácticas, se ha publicado recientemente un interesante estudio sobre un nuevo y eficaz método de detección de Giardia en aguas potencialmente contaminadas.

Como nota curiosa «para biólogos» y otros amantes de la taxonomía, resulta muy llamativo el conflicto que supone desde su descubrimiento hasta la actualidad sobre la taxonomía de este protozoo, que fue descrito y nombrado por Alfred Mathieu Giard y Vilém Dušan Lambl. Aún hoy es frecuente ver en muchos sitios denominar indistintamente al mismo espécimen con nombres como Giardia intestinalis, Giardia duodenalis o, el más extendido, Giardia lamblia. A este respecto, se ha publicado en abril de este mismo año en la revista Molecular Biology and Evolution un estudio genético en el que se defiende que todas ellas son especies distintas.

Este artículo se ha elaborado para la XVII Edición del Carnaval de Biología, que en esta ocasión corre a cargo de Pero esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

Muchas gracias a Oscar por su valiosa aportación, con la que hemos podido editar y mejorar esta entrada.

Anuncios

5 Respuestas a “Giardiasis: la enfermedad parasitaria más extendida

  1. Pingback: Giardiasis: la enfermedad parasitaria más extendida·

  2. Hola,
    Me ha gustado mucho esta entrada sobre Giardiasis. Ha faltado una foto del genial y raro bicho que por cierto hay quien lo llama parásito del amor porque parece un corazón (para mi tiene connotaciones mucho más escatológicas).

    Me gustaría hacer un par de apuntes curiosos. Por ejemplo que las heces con Giardia huelen de una forma muy característica, no especialmente mal, pero si muy característica, no sabría explicarlo con palabras, pero cuando se abre un bote con giardais en un laboratorio, todo el mundo sabe lo que es.
    Segundo que a la diarrea causada por Giardia se le suele denominar Diarrea del desierto, mas que del viajero (que se suele deber más comunmente a E. coli enterotóxica). Esta diferenciación se hace porque es más común tener giardiasis si el viaje es muy largo y durante bastante tiempo se toman alimentos contaminados con quistes como bien dices en la entrada.
    Por último, indicar que en realidad, el bueno de Leeuwenhoek solo vio un quiete entre otras cosas… pero no sabía que era ni si era el agente causante de su mal (que por entonces no se conocían tanto a los microorganismos). Pero esa forma le llamó la atención y la describió con todo detalle. No ha sido hsata hace muy poco que el microbiólogo británico Brian J. Ford fue quien atribuyó a esta descripción y a Giardia la afección diarreil de Leeuwenhoek. http://www.brianjford.com/Giardia-14-06.pdf

    A quien debemos el nombre descriptivo y la asignación taxonómica diplomónada que se le dio en un principio es a Alfred Mathieu Giard.

    • Hola Óscar, muchas gracias por tu comentario y por toda la información aportada, y que, con tu permiso, incluiremos en la entrada. Lo de la imagen es cierto que habría ayudado, pero, por política editorial, no incluimos imágenes ajenas sin permiso previo, y actualmente Sara, la ilustradora, ha estado muy atareada y queríamos llegar a tiempo para el biocarnaval, pero tomamos nota para hacer esa mejora en un futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s